Yandel confiesa ansiedad por separación de Wisin


De líder a leyenda. Es así que el intérprete de música urbana Yandel define su transición hacia la etapa de solista que experimenta, y cuyos récords parecen darle la razón.

En la noche del pasado jueves, el intérprete de Moviendo caderas (dúo con Daddy Yankee) logró convocar a una audiencia de 5,600 personas en el estadio Luna Park en su primer encuentro en solitario con el público argentino.

Nombres de la música como Gilberto Santa Rosa, Alejandra Guzmán, Chayanne y más reciente, Omega, también lo han acogido al aceptar las invitaciones para grabar en conjunto.

Prueba de este éxito repentino, tras separarse de su “hermano” Wisin el año pasado, será lo que Llandel Veguilla Malavé desplegará el sábado 4 de octubre desde la tarima del Coliseo de Puerto Rico, un evento que promete música diversa.

“Este espectáculo va a ser diferente porque todo mi staff es nuevo, todo mi grupo de baile es nuevo, toda la banda es nueva, en todos los aspectos tengo un equipo nuevo, entonces van a ver algo refrescante, algo diferente”, adelantó sin más detalles.

Yandel conversó con El Nuevo Día sobre lo que antecedió y continuó a su determinación de separarse del dúo, sobre el estigma que pesa contra el reguetón y sobre por qué se mudó a Orlando.

De lo único que declinó a hablar fue sobre el presunto incidente de violencia de género que enfrentó su amigo Don Omar en los pasados días.

“No me gusta opinar de mis compañeros. No me voy a meter en eso”.

¿Cuáles fueron las motivaciones para decidirte a ser solista?

Llevo 14 años con W trabajando como dúo, creo que en estos momentos de mi carrera, ya había terminado contrato con Sony Music, con Publishing, estaba limpio por todos lados y decidí hacer esto, porque quería tener esos nuevos retos. Ya Wisin & Yandel habían logrado todo, los mejores premios, cantar en las mejores tarimas, entonces ya quería sentir de nuevo un reto, y poder hacer la música que a mí me gusta, hacer los vídeos como yo quiera, creo que uno tiene el control y se siente uno mejor.

Has reiterado sobre la libertad creativa que tienes ahora, ¿estabas privado de eso anteriormente?

Te digo que sí, porque ya había muchas personas que opinaban sobre el trabajo y se hace un poco más difícil escoger algo que personalmente te guste, pero a lo mejor a otra persona no le gusta. Siempre llegábamos a un happy medium, y Wisin y yo siempre estábamos de acuerdo con las decisiones, pero ya ahora uno escoge lo que quiere y por ahí uno se va.