Tempo no quiere reaccionar a tiraera de Cosculluela



El rapero Tempo, quien cumple hoy 37 años,  se encuentra enfocado en su carrera musical, razón por la que no reaccionará a la tiraera de su colega Cosculluela.

Al ser abordado por Primera Hora de qué le parecen los fuertes ataques verbales de “el Príncipe” hacia su persona, respondió que “no quiero hablar de eso y cada cual por su lado”.

Respecto a su onomástico, el exponente ponceño conocido como “el León del Sur”, expresó a este diario que “me siento como Jerry Rivera con cara de niño y alma de hombre”. Lo celebrará trabajando en una discoteca que separó durante todo el día de  hoy para filmar el vídeo del sencillo “Brindemos por las locas”.

Sobre este cumpleaños que festejará estando en libertad, indica que “creo que la realidad es que es una bendición y un logro, especialmente por cómo se está viviendo en este país. Tengo la dicha de cumplir años y tener vida. Y mientras haya vida, hay esperanza. Es  la mayor satisfacción cumplir un año nuevo de vida  respirando aire  fresco”.

En cuanto a su libertad condicionada por 10 años que incluye 500 horas de servicio comunitario, luego de cumplir una condena por drogas y armas, dice que “lo asimilo poco a poco y no puedo ir al otro lado del río sin cruzarlo. Y lo más importante es vivir el día a día y entender que estoy aquí   por un propósito, y no por  casualidad’.

“El 90 por ciento es enfocado a  mi carrera y lo más que disfruto es viajar. Cuando viajo es mi mayor terapia y conocer a otra gente y cultura. Eso, me llena de tranquilidad y me gusta comer, para eso uno trabaja. Estoy disfrutando cada momento y valorándolo. Y no cambio el sabor criollo de nosotros (los puertorriqueños)”, detalla David Sánchez Badillo, su nombre real.

Del corte “Brindemos por las locas” cuenta que se basa en la diversión en la discoteca donde “nos olvidamos de las penas y ellas se vuelven locas y uno se vuelve loco en un ambiente de fiesta y libertad. La temática es diversión, podría decirse”.

¿Cuál es tu deseo de cumpleaños?

El mayor deseo es salud, que pueda compartir con mis familiares y mis hijas. La libertad es mi mayor deseo. Gracias a Dios estoy bien y me siento invencible, así me siento. Todo me está saliendo bien. Amor no voy a pedir porque sería egoísta si me enfoco en una relación, porque no tendría el tiempo  y no  tendría la estabilidad. Pero, eso no quiere decir que esté cerrado a eso tampoco.