Jowell y Randy: “no tenemos rivales en la música”


El dúo de música urbana boricua llega al Luna Park para presentar Sobredoxis, su nuevo trabajo. Aquí, temas como la ostentación, la exaltación de la violencia de las pandillas y la mujer como objeto, frente a los referentes de un género con ideas nuevas.

Jowell y Randy vienen arrasando con su música urbana de sangre boricua. Acaban de llegar de Chile, donde tocaron en el mayor estadio cerrado de Santiago; y harán lo propio hoy, martes, en Buenos Aires, en el Luna Park. Presentarán todos sus clásicos junto a su último disco, Sobredoxis, nominado para los Latin Billboard Music Awards, donde cuentan con la colaboración de artistas de la talla de Daddy Yankee, Wisin y Yandel y Arcángel. En un género muchas veces marcado por las rivalidades y la competencia, ellos abren un cofre lleno de amigos. Es su tesoro.



“La realidad es que no tenemos rivales en la música, al principio tuvimos alguna diferencia con Arcángel, pero la pudimos superar rápido. No hubo tiradera musical ni nada. No es nuestro estilo, lo nuestro es alegre, jocoso y jovial. Los artistas del género lo han entendido, y los que se quisieron sumar a esta onda de positivismo, se nos han unido. Daddy Yankee está desde 2006 con nosotros, Ivy Queen, Tego Calderon, Tito El Bambino. Incluso Arcángel está en nuestro disco para no dejar dudas sobre esto. Creemos en la paz, buscamos la alegría”, dice Jowell mientras calienta los motores para la noche de perreo que se viene en el Luna.

Una de las críticas que suele hacérsele a la música urbana es alentar la violencia, ¿qué piensan sobre esto?

Respetamos mucho a los diferentes colegas que se ganan su vida de diversas formas. Algunos tal vez apoyen estas letras de pistolas, calles y maleantes, nosotros no somos así, ya hay mucho de eso en la vida real. Buscamos ser un escape. Pero respetamos el arte de todo el mundo. Nos han invitado de cárceles, hospitales, iglesias, para llevar alegría y lo hemos hecho. Incluso en casos extremos, de gente que planeaba suicidarse. No vas a escuchar nunca una canción nuestra hablando de la marca de una pistola. O joyas o prendas o dinero, no nos gusta el alarde. Queremos que la gente se acerque por nuestra música y valore los seres humanos reales que somos.

La cultura de la ostentación también es algo muy presente en el género, mucho oro, autos caros, marcas, en el video de Las nenas lindas van tirando dólares por el aire, ¿no es mucho?

Qué bueno que me preguntas por ese video, si lo ves otra vez te darás cuenta que lo estamos haciendo es criticar a esos artistas que hacen alarde del dinero, los carros, y dice “a las nenas lindas le gustan los chicos malos, y yo loco por una de ellas, no sé cómo ser malo”. Es una crítica a los hombres que quieren mostrar dinero, joyas y carros para conquistar a una mujer. Entendemos que no es la forma, y es una crítica para los colegas y los hombres en la calle que piensan que pueden conquistar a una mujer con cosas materiales.

Una de las grandes bandas de su país, Puerto Rico, es Cultura Profética; ellos hicieron en Verso Terso una crítica sobre estos aspectos de la música urbana. Ustedes cantaron una canción con ellos, ¿cómo es su relación?

Con Willy, cantante de Cultura, íbamos juntos al colegio. Lo conozco hace más de 20 años. El me lleva unos años, pero desde niños lo veía en el patio de la escuela con la guitarra en los recreos componiendo. Desde entonces lo admiraba por su humildad, así como la banda que también iban a la misma escuela. Lo admiré siempre como música, para mí es el Juan Luis Guerra del reggae. Hicimos Sólo por tí juntos, había química y fluyó solo. Juntamos las ideas de reggae y lo nuestro. Fue el trabajo más lindo que hemos hecho, quedó espectacular. Esperamos volver a trabajar con ellos juntos otra vez.

Una de las cosas más lindas de esa canción, es el respeto con que se trata a la mujer. Algo que se ve poco en el reggaeton donde suelen aparacer sólo moviendo el cuerpo semidesnudo. A todos nos gusta admirar su belleza, pero una mujer es mucho más que eso, ¿no?

Dependiendo quién lleve el mensaje y a quién te quieras dirigir. Está claro que la mujer se tiene que respetar, pero si supieras la cantidad de mujeres a las que les gusta que le hablen así de su cuerpo, de lo bien que se menean, de los sensuales que son al bailar. Hay una gran demanda para esa música y nosotros lo sabemos hacer. Siempre con respeto, hay otro público más amplio que quiere escuchar otras cosas, no como objeto sexual sino valorando sus sentimientos, protegiéndolas y tratando de hablar en contra de la violencia de género. En Good bye, les decimos a las mujeres maltratadas que se alejen de los que las agredan física o verbalmente. Ese mensaje queremos llevarle a nuestras fanáticas.

Siempre que hablo con artistas boricuas, me gusta hablar de política a partir de la relación emblemática que tienen con los Estados Unidos como “estado libre asociado”. ¿Tu postura es mantener el estado actual o alentás una opción independentista?

Nunca me han preguntado esto. Comparto mi opinión personal: nosotros estamos muy protegidos por los Estados Unidos, pero nunca llegaremos a ser un estado como los de su país, porque seríamos un estado con mucha población y eso significaría mayor representación en un congreso para los latinos, caribeños y negros, y allí todavía hay mucho racismo y gente blanca que odia a las minorías. Puerto Rico no puede tener más representación que sus propios estados. A cambio, recibimos ayuda económica, leyes y apoyo militar. Yo me siento cómodo así, somos un país propio, con nuestro Gobierno y nuestra cultura. Siendo una isla tan pequeña, se nos haría muy difícil. Hoy somos un pueblo de clase media gracias a esto. No quiero tirarme al lado izquierdo independentista, porque no creo que tengamos posibilidades de subsistir solos en este momento. Con alguna ayuda paulatina, podríamos ser libres en algún momento.

¿Cómo funcionan sus elecciones gubernamentales?

Podemos votar por el presidente de los Estados Unidos en primarias, pero no en las elecciones generales. Sí votamos por nuestro Gobernador, que es la autoridad máxima, los alcaldes, y por los parlamentarios del Senado en el Congreso. Somos una condición única en el mundo. Nunca nos darán el rol de Estado, porque muchos de ellos creen que esta es una isla de indios, de minorías y pobres. Si le preguntas a Calle 13, te dirán que quieren que Puerto Rico sea una república y un pueblo de Cuba. Si le dices a Daddy Yankee, te dirá que quiere ser un Estado de los Estados Unidos. Somos muchos y hay opinión dividida. Esta es sólo mi opinión personal. Somos un estado sin poder, nuestro congresista puede hablar adelante de todos en el Congreso pero no votar nada. A ellos no les importa mucho Puerto Rico. Soy muy nacionalista con mi país, y creo que la mayoría se inclinaría por ser un país independiente; yo pertenezco a esa mayoría. Pero no siento que sea conveniente ahora perder la protección que tenemos. No me atrevo.

Volvamos a hablar de música, ¿qué te gusta escuchar que no sea el tipo de música que ustedes hacen?

Me gusta mucho el reggae jamaiquino; me gusta la música de Panamá, el dancehall; también la soca que es música de descendencia africana, le decimos la soca urbana mezclando con nuestro género en español.